viernes, 30 de marzo de 2012

Rumbo a las II Jornadas de Rol y Juegos de Mesa de Huelva (VII): Los de fuera

Mientras me devano los sesos para intentar ir a las jornadas que se celebran en Cerro Murciano (Córdoba) el fin de semana del 6-8 de Abril (Ciudad de Arkham 2012) y de las que no tenía noticias fuesen tan pronto, nosotros avanzamos poco a poco. Aún tenemos la resaca de Jerez, que nos dejó a más de uno bastante agotado, pero el tiempo apremia y no podemos permitirnos el lujo de perder ni un solo minuto. Con ello, habido subido un resumen bastante extenso con fotos y demás, la conexión se perdió durante unos instantes y todo el trabajo se fue a paseo. Mi SAB temo que no dio para más, pero la semana que viene prometo traeros un resumen de lo que aconteció en el mismo.

Antes de meternos en faena, me gustaría anunciar una buena noticia, como es la confirmación de la presencia de Jacobo Peña, más conocido en el mundillo como Calaboso, en nuestras jornadas. Nos deleitará con una pequeña conferencia relacionada con el proceso de edición de un juego de rol, a fin de ilustrarnos a aquellos interesados en todo el movimiento que genera la creación del mismo. Junto a ello, se encargará de dirigir algunas partidas para Haunted House.

Para quiénes no le conozcan, es miembro de Proyecto Arcadia (que ya colaboró el año pasado con nosotros) y coautor del juego de rol de terror Haunted House, que cuenta ya con su tercera edición. Os dejo el link de su blog personal y la web de Arcadia. Os recomiendo ambos sitios, especialmente el primero, pues sus artículos son la mar de interesantes.



Esperamos confirmaros más noticias tan buenas como esta en breve. A todos los miembros de la organización nos ha ilusionado sobremanera contar con su presencia, y cómo no podía ser menos, espero que no sea el único y que anime a otros, autores y/o aficionados, a darse una vueltecilla por Huelva.

Esta nueva entrega de nuestra ristra de artículos dedicados a la creación de unas jornadas (cuyo blog oficial podéis consultar aquí: Jornadas de Rol de Huelva) nos conduce invariablemente al llamamiento de visitantes venidos de fuera. Es bien sabido que nuestras jornadas tienen un carácter puramente local, como no podría ser de otro modo ante la ambición de la que hacen gala nuestras dimensiones físicas y humanas. Vamos, que no damos para más. Sin embargo, la llegada de visitantes extramuro siempre ha sido una perentoria urgencia personal, una suerte de ambición propia. Creo que lo hacemos lo suficientemente bien para que alguien llegado de fuera pueda disfrutar y reafirmarse en que todo ha merecido la pena, pero a la par pienso que en muchos, si no pasase, sería absolutamente normal. Hablé de la edición anterior, en la que contamos con visitantes de Alicante, Valladolid o Sevilla. Fueron escasos, pero algunos ya se toman el tema en serio y deciden repetir, para lo cuál se ponen en contacto con nosotros y nos reiteran su interés. Ello nos satisface sobremanera.

Pero ahora viene el momento de reflexionar sobre la llegada de nuevos visitantes. Hay una serie de determinantes que se me antojan puramente necesarios para la consecución de nuestro objetivo, y todos pasan por una buena difusión. Ya hablamos de la difusión en otro artículo y no merece la pena detenernos en ello, pero es necesaria una cercanía con el asistente, tanto sí duda como si no, tanto si viene como sí no. Para ello también debe ser asequible una serie de herramientas intuitivas que permitan acceder a una información completa y de calidad, siendo bastante idóneo una red de foros y blogs, o páginas web, en las que el mismo pueda navegar sin tapujos, acceder de forma directa a la información y que esta sea visible y esté bien organizada. Nosotros no somos un gran ejemplo de ello, si os soy sincero, aunque el principal responsable soy yo y mi escaso tiempo: el blog oficial de las jornadas es una oda al mal gusto, el foro aparece parado exceptuando los temas trascendentales y las dinámicas de información son lentas y pausadas. Proporcionar una dosis de información constante ayuda al visitante de fuera a mantenerse siempre cercano a nuestra causa.

Los de fuera toman también la iniciativa cuando sus recursos se lo permiten. Nosotros hemos dispuesto varias opciones de alojamiento pero siempre invitamos a los asistentes interesados a que nos manden un mail si necesitasen algún tipo de información más concreta o de gestión determinada. Insistir en ello podría proporcionar confianza y cercanía, algo que siempre pretendemos para hacernos un hueco como unas jornadas pequeñas pero diferentes. Hemos intentado, además, cambiar las fechas con la intención de que estas se muestren más accesibles a todos, y aunque no hemos mejorado la accesibilidad de las fuentes de información, nuestra idea es intentarlo en la mayor medida de lo posible. Pero claro: siempre ocurre una cosa u otra, y  es complicado sumar iniciativas.

La difusión permite llegar a los de fuera, pero los de fuera deben ver una buena opción y rendimiento en una inversión que harán y que esperan caiga consecuentemente en su propio beneficio. La reiteración de las jornadas año tras año afianza personas, crea expectativas y permiten que estas sean apilables. Pero también lo hace el esfuerzo humano que hay detrás de las mismas en los tiempos previos a su celebración: las jornadas son más grandes o pequeñas, cuentan con mayor o menor apoyo, pero la experiencia, tanto tuya como de otros, es la que condensa los esfuerzos para marchar a las mismas. Escuchar buenas opiniones, y es que el boca a boca es fundamental, es un esfuerzo obligado para todos. Debemos tener claro esto como organizadores para entender la propia idiosincrasia de nuestro evento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada